TRADUCTOR

.

.
Ramón Olivares, Poeta y Editor

domingo, 29 de octubre de 2017

TU CORAZÓN ME AMA



















Tu corazón me ama,
A través de las fronteras, entre la melancólica primavera
A través de los océanos y su mística armonía
Tu perfume y tu sonrisa me envuelven
Me gusta de ti todo detalle, todo espíritu
Eres un ángel de belleza nocturna
Una mujer que brilla en el universo
La constelación más preciosa del infinito
Tu corazón me ama,
Porque me has dejado tus labios y tu aroma
Me has dejado tus besos y tu piel
En cada momento, en cada respiro que adoro
Eres una perla de mar, una mujer sirena
Una mística bruja que ama la soledad
La única mujer que busca renacer del cielo
Tu corazón es un hondo suspiro
Un cometa que enciende su intensa alma
Que rompe toda ausencia y tristeza
Eres la más noble rosa negra, la más bella alegría
Una mujer con hermosa presencia
Un eclipse que emerge del silencio más pasional
Eres la transformación de las olas
Una estrella mágica que resplandece en el cielo
Un amor que nunca había sentido.
Eres un amor que nunca olvido
Tu corazón me ama, porque estás conmigo.

 José Luis Aguilar
(Ángel de la noche)
México.

viernes, 15 de septiembre de 2017

NOCHES DE CALLAR







                  Morder la almohada y contener el grito que se quiebra en la garganta.
Apretar los dientes  para no dejar salir un alarido reprimido por años y en cambio, sale de  la boca un gemido sutil, pero que quiebra los cristales de esa habitación fría.  Luego,  unas desesperadas ganas de huir del lecho.
Huir de esas caricias que no conmueven, no erizan la piel, una emoción perdida con el tiempo.
¿Y el amor?  El amor se desvaneció en el cosmos, esa constelación de estrellas  que antes brillaban hasta enceguecer, un huracán de besos que recorría el cuerpo, hoy es un gélido latido en el corazón y no dicen nada.
Huir, huir del infierno y refugiarse en un cuarto pequeño de dos por dos, al levantar la mirada, el espejo devuelve un rostro sombrío, los ojos hinchados, en los labios, dibujado un rictus de dolor.
Luego…seguir, un día y otro, hasta no poder más, el cuerpo habla y dice
- Hasta aquí-!

 Ya no sigas, grita, di lo que sientes, levántate, tú puedes salir. 



María Estela Rodríguez
Argentina

domingo, 2 de julio de 2017

POESÍA TIENEN TUS LABIOS





Para escribir poesía,
tengo que vivir una historia,
y vivirla contigo amor sería fabuloso,
yo emprendería el viaje del amor gustoso.
Eres una marejada de caricias,
que invitas a consolidar travesías
de ternura y pasión,
que irriten de deseo desbordante y agite el corazón.
Poesía es tú silueta,
dama y reina coqueta,
tienes donaire de princesa,
déjame que despierte tú pureza
con salpicantes besos,
te conquistaré tus senos,
que como volcanes excitantes se nota el manifiesto
a que infinitamente este querer sea orquestado por esto.
"De que el amor,
es entre dos seres,
pastos y dispuestos a todo".


Solo poesía para tus ojos. (Picardía y sal).


OMAR EFRAÍN MARTÍNEZ MEZA.
ECUADOR.

domingo, 19 de marzo de 2017

SONRÍE







¡Sonríe!
Caminemos tomados de la mano
sobre campos de nieve,
donde la luz del sol se refleje
en copos iridiscentes.

¡Sonríe!
Mientras el viento nos hace soñar
en las mañanas doradas,
las aves duermen y tus sueños
¡Posándose en los míos!

Son juegos del destino
la danza de las horas,
deseando tus labios tocar los míos
tímidos, de durazno.

¡Sonríe!
Si toco tu espalda desnuda
creando firmamentos de caricias
imaginarias y atrevidas,
donde mis besos cubran tus continentes.

¡Sonríe!
Cuando mariposas azules se desprendan
de mis manos al tocar tu cabello,
en el vuelo de gaviotas desnuda tu alma
Y calma la tempestad que en mi habita.

Cúbreme por las noches de estrellas
violeta, amarillas,
y te cubriré de rosas azules
mientras duermes.

Ramón de Jesús Hernández Olivares
Veracruz, México
Derechos Reservados 

domingo, 15 de enero de 2017

ES VIERNES Y PIENSO EN TI


Resultado de imagen para hombre triste



Es viernes y pienso en ti.
¡Te extraño tanto!
La tarde es plomiza y húmeda,
la necesidad de ti
filtrándose en las horas vacías
llenan mi alma de blues y spleen
por no tenerte aquí,
aquí en mis brazos,
con toda la dimensión de tu ternura.

¿Qué haces? ¿Estarás sola?
¿Estarás escuchando palabras de amor?
¿O pensarás en mí?
Te miro en la lontananza,
tenaz, firme, romántica,
bella, llena de confianza
con toda la dimensión de tu ternura.

Es viernes y pienso en ti.
¡Te extraño tanto!
Un día me dijiste: “Te amo”.
Y tu arena, playa virgen
con olas de espuma viajera
recibió a mi nao.
Te miré a los ojos
y solté las amarras de mi barca
navegué en tu océano.
Descubrí contigo
islas inconquistadas,
territorios desconocidos
donde inventó el amor
--- nuestro amor ---
el paraíso.

Esta brisa que ahora me estremece
de triste nostalgia
ha de acariciar tu corintio cuerpo
y tu armonioso rostro.
En este preciso instante
--- misterio del espacio tiempo ---,
mis caricias al unísono
de mi pensamiento
siguen a la vagabunda brisa
para llegar a ti,
y sentirte en mí.

No importa que sea viernes,
lunes, miércoles o domingo;
en cualquier fecha,
pienso en ti, y,
¡Te amo tanto!
¡Te extraño tanto!
¡Por ti esperare!
No importa que sea viernes,
lunes, miércoles o domingo;
siempre te amare.

Pío Domingo Rosales Sena
Veracruz, México

Del poemario " Perlas Compactas"

domingo, 25 de septiembre de 2016

ENCUENTRO


Resultado de imagen para ojos miel


Ojos color miel, castaño su pelo, 
con un cumulo de malas experiencias 
que agobian su alma, 
y un gran anhelo de sentirse amada esa noche,
de entregarse.

Río prisionero era ella,
plena de ansias, de pasión, de amor,
que al quitarse su atuendo cotidiano,
rompió el dique que la aprisionaba,
entregando el alma entera, sin ataduras,
sin inhibiciones, sin pena.

Juntos en la oscuridad total,
dimos pinceladas de luz y calor a nuestras almas,
que por momentos iluminadas
daban brillo a nuestra pasión, 
fundiendose en una sola.

Mis dedos impacientes jugaron con los botones de su cuerpo,
provocando un estallido de humedad en ese nicho ardiente y cálido,
mi boca descendió, buscando beber la miel de ese pequeño manantial oscuro donde sus labios se unen.

Nuestros gemidos nos acercaban,
mientras yo me hundía en su cuerpo,
empapándola de caricias,
con la respiración entrecortada, desbocada,
que resecó mis labios, mas no su intimidad.

Ahogada la fuerza de mi interior, 
me sentí naufrago entre las oleadas de placer,
Piel con piel, muriendo de gozo, en un abrazo de amor.

Asiendo con fuerza sus anchas caderas,
que se apoderan del espacio,
moviéndose al ritmo de la lujuria,
buscando tener contacto con mi ardiente ariete.

Se terminaron los límites, todo fluyó,
sus delicados movimientos me guíaban,
entrando mi cuerpo por una vertiente
desconocida hasta ese momento.

Su respiración se transforma,
en deliciosos sonidos sordos, que me enloquecen,
pierdo la cordura galopando detrás suyo,
con el cuerpo cubierto con perlas de sudor,
como el de una fiera en celo.

Caigo rendido a los pecados terrenales,
exploto, y mis gemidos le atrapan,
haciéndola compañera de mi placer.

Termine, te marchaste,
no pudimos vernos más…


José Manuel Ambrosio
Veracruz, México

miércoles, 24 de agosto de 2016

TE PROPONGO









Te voy a pedir
desnudes tu espalda
y besaré tus lunares
como gorrión sediento.

Te propongo besar con el amor
nuestros sueños locos
y tomar nuestras manos
entrelazando mis dedos
acariciando los tuyos.

Cobija en tu pecho
mis risas y llantos
y respira mis suspiros dulces
provocados por tu risa.

Te propongo escuchar
el silencio sublime del amor
mirando tus ojos,
luceros nocturnos.

Con tu abrazo sutil
propongo extasiarme
entre aromas de gardenias
y rosas blancas.

Te propongo tocar tu piel
con mis labios,
para tatuar en el tiempo
nuestra historia.



 Ramón de Jesús Hernández Olivares
Veracruz, México